El mal aliento podría ser un síntoma de 5 enfermedades

Durante muchos años, los médicos han notado cómo ciertos hedores bucales pueden estar vinculados a algunas enfermedades.

La idea de utilizar “pruebas de aliento” como método de diagnóstico médico, no es nueva; Hipócrates es conocido como el primer filósofo en darse cuenta que el olor del aliento puede relacionarse con enfermedades. Esto, en el año 400 A.C.

En un reciente informe de The Wall Street Journal, los médicos describen los avances tecnológicos en la detección de compuestos químicos en nuestro aliento.

 “Para lo que sea que se pueda realizar en examen de sangre, potencialmente, se podría hacer un examen de aliento, siempre y cuando exista un componente volátil”, dice Raed A. Dweik, del programa vascular pulmonar del Instituto de Investigación Lerner de la Clínica Cleveland.

1. Diabetes

Un aliento afrutado, conocido como cetoacidosis, es una forma natural para indicar serios problemas diabéticos en alguien.

Este hedor es el resultado de una acumulación de cetonas en el cuerpo. Las cetonas son el resultado de la utilización de la grasa como fuente de energía en lugar de azúcar.

Los diabéticos tienen poca o nada de insulina para descomponer los azúcares en el cuerpo, lo que lleva al organismo a convertirlos en grasa. Percibir este desagradable olor en el aliento de alguien, podría ayudar a detectar problemas graves relacionados con la diabetes.

2. Cáncer de Pulmón

Se ha comprobado que algunos animales son capaces de olfatear enfermedades específicas, tales como la diabetes. Los científicos están tratando de desarrollar una nariz electrónica con este mismo propósito.

La idea detrás de esta tecnología sería separar diferentes perfiles de los compuestos orgánicos volátiles (COV), como se dijo en un comunicado de prensa en el año 2013.

Las investigaciones realizadas aún no permiten que los científicos puedan identificar con exactitud qué COV se relacionan a qué enfermedades, pero hay estudios significativos que sugieren que esta nariz electrónica podría detectar el cáncer de pulmón y descartar cualquier otra enfermedad pulmonar.

loading...

El autor principal del comunicado de prensa establece, “Hemos demostrado que es posible utilizar pruebas de aliento para identificar con precisión el cáncer de pulmón con una alta tasa de asertividad. Los resultados de nuestro estudio nos llevan un paso más allá para entender esta importante nueva tecnología”.

3. Insuficiencia Renal

Nuestros riñones eliminan los desechos de la sangre, por lo que si éstos fallan, nuestro cuerpo ya no puede deshacerse de las toxinas. Esto dará lugar a una acumulación de los residuos, que se liberan a través de nuestro sistema respiratorio.

Ha sido extensamente investigado y es sabido que aquellos que sufren de insuficiencia renal crónica también sufren de aliento con un olor similar al de la orina (amoniaco) o pescado.

4. Obesidad

El centro médico Cedars-Sinai, en Los Angeles, se encuentra investigando si el hálito de alguien podría ser un indicador del desarrollo de la obesidad.

Estudiaron a 792 participantes y llegaron a la conclusión de que una alta concentración de ciertos gases en la respiración, como el metano, se relaciona a porcentajes más altos de índice de masa corporal y de grasa, en comparación a los participantes con una mezcla normal de los gases.

5. Fallas Cardíacas

Un estudio de 2012 apunta a una alternativa no invasiva para diagnosticar insuficiencias cardíacas.

Comenzaron con los pacientes con problemas al corazón como parte de un grupo de control para una prueba que intentaba detectar la insuficiencia renal en el aliento del paciente. Lo que encontraron fue que los sujetos del grupo de control tenían olores de alientos muy únicos que podrían utilizarse para detectar una insuficiencia cardíaca.

Ver: FUENTE

loading...