Los gustos sexuales de cada signo del zodiaco

Los signos de Agua – Cáncer, Escorpio y Piscis.

Son pura emoción y sentimiento. Poseen un magnetismo muy especial y una poderosa intuición que les ayuda a entender lo que su pareja necesita en cada momento. A través de la sexualidad se libera de sus temores para fundirse en cuerpo y alma con la persona que ama.

CÁNCER. Su fantasía ideal es un fresco oasis brillando en un desierto lleno de fragancias, bajo una Luna llena y unos ojos seductores, una atracción irresistible. Como signo de agua, Cáncer es soñador y posee una vívida imaginación. Es pasivo y lánguido. Para Cáncer, la fantasía no es solo mental, es un acontecimiento emocional como el sexo. Los Cáncer suelen ser los amantes más tranquilos del zodiaco. Cuando sienten que están enamorados son capaces de darlo todo. Su forma de hacer el amor es muy convencional, pero buscan el placer, tanto propio como el de la pareja. Son detallistas y cuando tienes a un Cáncer enamorado no necesitas afrodisíacos.

ESCORPIO. Sus fantasías giran en torno a ropa interior muy sexy. Escorpio mezcla el dolor y el placer para crear una excitación poderosamente erótica. Y su fértil imaginación sabe hacerlo de infinitas maneras. Escorpio se siente muy atraído por los misterios. Le encanta el peligro. Dicen que es el signo más sexual del zodiaco. Son creativos y experimentales, son unos  amantes extremos. Si están realmente enamorados serán ardientes y apasionados. Son muy visuales, la mayoría de las veces el sexo les entra por los ojos. Un Escorpio al que le guste tener sexo contigo será un Escorpio enamorado de ti para siempre.

PISCIS. Disfruta haciendo realidad sus fantasías, cuanto más eróticas y sensuales, mejor. Le encenderá una pareja que se sumerja por completo en su mundo de imaginación. Le desagrada todo lo que le lleva bruscamente a la realidad. Todo lo vulgar interrumpe su mundo de fantasías. Tiene una rica imaginación y a menudo cree que sus fantasías son más reales que el mundo exterior. Su carácter, tierno y sensible, le hace muy atractivo. En el amor es muy sensual necesita constantes muestras de cariño. Cuando un Piscis se aburre, es mejor que comiences a explotar tus más íntimos recursos sexuales, si deseas retenerlo en tus redes de placer y deseo.

Cuatro son los elementos que dividen a los signos del Zodiaco: Fuego, Tierra, Aire y Agua. Y cada uno de estos grupos posee unas características específicas y singulares que los distingue del resto. 

Los signos de Fuego – Aries, Leo y Sagitario:

Son tempestuosos y apasionados, propensos al deseo y al sexo sin tapujos. Conciben la sexualidad con mucha pasión y entusiasmo, y necesitan que el fuego arda constantemente, sin debilitarse en ningún momento, ya que de no ser así pierden todo el interés…

ARIES. La fantasía de Aries implica un fuego sexual inagotable. Su naturaleza es romántica y apasionada, pero las fantasías de Aries pueden ser muy eróticas. Su gran imaginación añade entusiasmo a la relación. Por ejemplo, quizás le gusta imaginar que se resiste a alguien que le fuerza al sexo y que no puede rechazar. Los arianos tienen un carácter fuerte y en el sexo son salvajes y creativos, les gusta dominar la relación y sus relaciones son tan intensas que, casi sin darse cuenta, llevan a su pareja al éxtasis glorioso y eterno. 

LEO. Las fantasías de Leo se basan en despertar admiración. Puede pasar horas ante el espejo, soñando o admirando lo que ve. Pensar que es el centro de atención de un público formado por apasionados admiradores es orgásmico para este nativo. Su fértil imaginación le proporcionará abundantes ideas para satisfacer a su pareja. A veces querrá dominar y otras, en cambio, disfrutará en el papel pasivo. Los Leo son sumamente exigentes y no cualquiera les hará sentir sensaciones placenteras. La mujer Leo es juguetona y cariñosa, para ella el preámbulo es tal vez más excitante que el mismo clímax de la relación. Igualmente al  hombre Leo le gusta seducir y coquetear.

SAGITARIO. Ante todo, y también en la sexualidad, valora mucho la libertad. En las relaciones es apasionado y poco convencional -le gusta practicar el amor al aire libre-, y por complacer a su pareja es capaz de hacer cualquier cosa. Es muy sensible al tacto, por lo que las caricias por el cuerpo muchas veces le roban la calma. Es uno de los signos más fogosos y pasionales con dosis de sofisticación y exotismo. La intensidad de las relaciones sexuales aumenta en la medida en que su pareja sepa encenderlo. Si se siente feliz y sexualmente satisfecho, su pasión e intensidad se encargará del resto.

Los signos de Tierra – Tauro, Virgo y Capricornio:

Son muy sensuales, pero raramente se dejan arrastrar por sus pasiones porque siempre se impone su mente, muy racional y analítica. Su elemento Tierra  les aporta mucha calma y serenidad, y por ello necesitan un sexo con preámbulos y sin precipitaciones.

loading...

TAURO. Las fantasías de Tauro se centran en la comodidad y la sensualidad. El planeta que le rige, Venus, le proporciona una naturaleza apasionada y una sensualidad equilibrada. Es realmente tierno y cariñoso, y su entrega es total. Cuando tiene sexo es muy original y no dice que no a nada. Se preocupa por dar, más que por recibir, por lo que una relación sexual con Tauro es sencillamente exquisita. Sus besos hablan más que las caricias. Su mirada es tan profunda que solo con ella logra excitar a su pareja. Es fiel y jamás te aburrirás en su cama, pero interiormente, en lo más profundo de su alma, siempre tiene miedo a que no dure la relación, a que un día dejen de amarle. Por ello, muchas veces desconfía y hay que darle toda la seguridad que necesita.

VIRGO. Uno de los rasgos de Virgo, gobernado por Mercurio, es la inventiva. Por eso, tiene una vívida imaginación sexual. La fantasía ideal de un Virgo es el guión de una película erótica. Puede que en sus fantasías le apetezca imaginar a su personalidad puritana contemplándole mientras él la ignora y disfruta del mejor sexo de su vida. Eso le hace sentir increíblemente feliz. Es un excelente amante, que se entrega y se preocupa por dar a su pareja el placer extremo. Cuando un Virgo toma la decisión de formar una pareja, lo ha meditado y analizado cuidadosamente. No duda, solo vive y ama profundamente.

CAPRICORNIO. Raramente se pierde por una pasión. Es una persona muy cauta y reservada, y en su vida no tiene cabida la fantasía y la irreflexión. No se arriesgará jamás en batallas que pueda perder. Las situaciones de riesgo no le atraen en absoluto y necesitará vivir el sexo con alguien que sea claro y franco, y que le aporte confianza y seguridad. A Capricornio le aterra no controlar sus sentimientos, y su pareja debe transmitirle seguridad y conseguir que aflore esa pasión que permanece oculta. Eso sí, cuando Capricornio se enamora se entrega por completo y lo da absolutamente todo, haciendo de tu vida un camino de rosas.

Los signos de Aire – Géminis, Libra y Acuario:

Son muy comunicativos y necesitan, más que una pasión ardiente y tórrida, una estimulación verbal y tener una compatibilidad mental con su pareja. Su gran inteligencia y su mente inquieta y muy brillante les llevan a buscar  una relación que le permita indagar nuevos dominios y experimentar novedosas emociones.

GÉMINIS. Es el signo más dado a la fantasía y a la imaginación. Su mente es inventiva y nunca agota las ideas. Necesita fantasías intelectuales estimulantes que den rienda suelta a su vívida imaginación erótica. Con su versatilidad e ingenio conseguirá hazañas eróticas. También disfruta imaginando sexo salvaje. Los amantes Géminis son nobles y muy sensibles. En el amor son incondicionales. Son incansables y durante una sola noche pueden dar el doble de amor que cualquier otro signo del zodiaco. Su entrega absoluta los lleva a ser muy dependientes de la pareja, lo que tiende a hacerlos inseguros y a veces inestables y celosos. La fértil imaginación de Géminis hace que sus parejas vivan romances “de película".

LIBRA. La fantasía de un Libra es encontrar a la pareja perfecta, que le corteje con atenciones y detalles románticos. Es pasional y muy tierno. Pasará horas soñando con el amante ideal. La fantasía le permite despertar el aspecto aletargado de su naturaleza. Dado que a Libra le gusta tanto el placer, disfrutará de las fantasías en la que sea el centro de atención sensual. Para los nacidos bajo este signo es importante que su pareja respete la cama, que para él es casi como un santuario. Si te enamoras de un Libra no permitas que el sexo se convierta en rutina, ya que le gusta experimentar nuevas sensaciones y le atrae el cambio y la novedad.

ACUARIO. Posee una viva e imaginativa fantasía. Como signo de aire, tiende a vivir en su mente, por lo que sus sueños y fantasías son naturales en él. Su mente es innovadora, le gusta experimentar y la fantasía es una manera de poder hacerlo. Amor es la palabra clave para un Acuario. Su estrategia es el coqueteo descarado pero elegante. A la hora del sexo son realmente relajados. Sus sensaciones son muy importantes, por lo que se dejan llevar. Acuario busca el momento más especial para prender a su pareja. Ama y disfruta del sexo. Hazle sentir de forma vehemente y especial, si deseas una llamada suya para una segunda cita.

FUENTE

loading...